SANTA FE - ARGENTINA

  • Armamos bicis y ruedas

    A medida del usuario, modificamos y armamos según se nos pida. Aquí no hay estándar que valga

  • Cicloturismo

    Salidas por los pueblos y por la ciudad, programadas y a medida

  • Mecánica de la bicicleta

    Servicios de mantenimiento, reparaciones, ajustes, modificaciones: para que la bici siga funcionando siempre

  • Bicimensajería

    Cobranzas, pagos, trámites y diligencias corrientes

Arenga

La tribu ácida de los dulces encantos se descontentará si ocupás la punta de tu lengua donde a ella no la implique. Te señalará y tratará de traidor, de canalla. Vendrá en malón, buscando hacerte triste y presa para su nido. Buscará acapararte bajo sus alas de plomo. Te asegurará eterna y verdadera compañía. Vendará tus manos entre sí con áspera seda; te dará media satisfacción, la comodidad de un moderado placer, de la quietud, del descanso. 

No hagas caso, no temas. El largo y amargo camino recorrido está en su recta final. La recompensa será abundante y el olvido se hará lluvia en las mentes livianas que hoy hacen pesar tu espalda de culpa.



__
elisma
13/12/12
Share:

Verdad del prólogo.

Abro el libro con ansias, paso rápidamente las páginas de presentación; dedicatorias, datos de impresión; pago de depósitos. Y encuentro una barrera moral: el prólogo.

Aparece entre el libro y yo como un abogado de la corrección literaria. Ante él, ello y superyo se agarran de los pelos y yo, noqueado tras ese conflicto, asisto como al examen de ingreso de la facultad. Por una cuestión protocolar siempre hago el intento de empezar el libro leyéndolo. Y casi siempre también, llegando al tercer párrado huyo hasta el próximo título.

El prólogo siempre es impertinente, siempre se llena de habladurías sin sentido, de anticipos que apagan la sorpresa, de obvias alabanzas al autor. No entusiasma; es pro [ante] logo [palabra], palabras antes de la palabra. Quiere asegurarse de encuadrarme en determinada forma, de ambientarme con ciertas imagenes, de acomodarme a ciertas palabras, de poner ketchup donde quizás yo hubiera puesto mayonesa. Funciona como guía turístico en un viaje que yo pretendo de aventuras.

Aún en autores que no necesitan siquiera presentación, en obras cuales la riqueza radica en entenderlas en la lectura de la obra, el prólogo cunde filtrando todo libre albedrío.


Tal vez aún peor sea la manera en que se gana ese lugar: Siempre chupamedias, endulzador, salamero del autor, en ningún caso se obvia la parte que puede resumirse en  'hola, soy tu amigo, leí tu libro y no hay duda, sos el mejor autor de tu estilo, tu libro es fundamental y va a convertirse en clásico'.
 Malévolo paratexto que pretende robarse todas las interpretaciones, tenés mi guerra declarada.
Share:

Genios de la calle

Rogelio volvía de su trabajo a las 9. La noche estaba fresca pero bastante pesada, parecía anticipar mucha lluvia. Esperaba el colectivo en la esquina de Independencia y Juan B Justo. Un auto descapotable lo hizo voltear la mirada, y cuando volvió a su posición normal el colectivo pasaba frente a sus narices… No se mosqueó, siguió esperando.

Un hombre de aspecto un tanto extraño se le puso al costado, le pidió fuego. Prendió uno de los fósforos y sin encender ningún cigarrillo esperó a que se consumiera completamente.
Share:

La permanente

Los chicos en el barrio no la conocían por su nombre, era simplemente 'la gorda'.
Iba religiosamente, cada mes a la peluquería. Su problema de aumento de peso era de una prosperidad inuscitada.
En el último agosto fue y se sentó en el asiento de corte con cierto esfuerzo: Sólo después de menearse un poco entre los apoyabrazos pudo acomodarse. Preparada para pasar, como era costumbre, algunas horas de charla y cotilleo, pidió hacerse la permanente.
Share:

Fugitivo.

No me dice nada. O tal vez sí, y sea algo que no llego a escuchar.
Se manifiesta como una voluntad, pero frente al papel vacío, como un vacío. -Así seguirá, me digo.
Share:

Peluca

En los bares de calle San Martín y caminando por esa peatonal, solía verse a un señor entrado en edad, siempre vestido con ropa clásica y lentes. Pero sobre todo rasgo, lo distinguía su notable peluquín de vivo color castaño. Si usted pregunta, nadie en Santa Fe lo conoce; aún así, todos lo reconocen.

Repentinamente y frente a un bar lleno de viejos, hoy me acordé de él: hace al menos dos años que no se lo vé por sus lugares habituales. "Habrá muerto el pobre" pensé.

Uno de los viejitos pelados, como leyéndome la mente, sonrió con picardía.
Share:

Acquamarina

Quién iba a decir, marplatense querida, que ibas a ser tan importante.
Pasaron las cosas más grosas, pasaron las giladas... todo pasa y vos seguís siempre ahí, indeleble.

Cuando te conocí y decidí estar con vos eras para mí una más del montón, solamente una forma de hacer las cosas más fáciles. Después, con el tiempo juntos, me encariñé cada vez más. Te mimé mucho, te hice muchos regalos, te ayudé a cambiar las cosas que te hacían andar mal. Tenemos que aceptar que te dejé más linda de lo que te encontré, aunque nunca pediste demasiado con tal de que sigamos adelante.

Share:

Diseño del destino.

Con el bolso entre las piernas, miraba a la gente rondar por la plataforma. El vendedor de revistas, el de gaseosas, el de sanguches, todos colaboraban al bullicio del ambiente, y éste colaboraba al gran bullicio de mi cabeza. Sólo faltaba que enganchasen la máquina para que pudiéramos abordar los asientos.

Trataba de negociar con mi convencimiento, estableciendo las ganancias y las pérdidas, las oportunidades y las claudicaciones que me daba esta partida. Trataba de hilvanar las causas y pretender que sean justas, para someterme. Mi cabeza iba sin pensarlo, mirando cada vez más abajo.

Algo de repente me hizo levantar la mirada. Me congelé ante lo que veía. Se detuvieron todos los pensamientos, toda la coherencia, toda la razón: Era ella preparando una sonrisa, y venía caminando hacia mí.

-¡Viniste a despedirme! no te esperaba, qué sorpresa.- Y me apuré a abrazarla.

-No vine a despedirte.- Me susurró cuando su boca estuvo en el lugar exacto.

Share:

Manual del dominguero

Placeres del nuevo rico presenta...
"Sacar a pasear al auto por la costanera"

LA ACTIVIDAD
  1- Se ejercerá en lugares de mucha concurrencia: paseos ribereños, centros de convenciones o espectáculos gratuitos.
  2- En ejercicio del domingueo, se dispondrá la marcha 1era como tope de velocidad.

ACTITUD PROPIA
  3- No desespere ante la congestión, y aunque nada le obstruya el camino, mantenga la máxima de 14kms/h. En caso que algún otro vehículo le hiciere señas de luces o de dedos, no se sienta aludido y entienda que evidentemente, se trata de alguien que no comprende la gloriosa cultura dominguera.
  4- La marcha entre los vehículos será lenta e inconstante. Festeje la felíz congregación de la legión dominguera aceptando un mate cebado por su esposa (amante, novia, o simil) y/o prestándole el volante al perro que lleva en su falda.
  5- Verá a su paso a sus colegas en su misma misión: No tiene nada que decirles, ni ellos a usted. No les comunique nada, por medio de ninguna seña. Es de un dominguero débil, desconcentrado y poco autosuficiente el abrir comunicación con un confraterno.
  6- Tal vez de repente se le ocurra estacionar ante un lugar libre: en tal caso, hágalo omitiendo toda señal de luces hasta detener la marcha. Los que vienen atrás deben aprender a usar la intuición y prepararse así para casos extremos.

  7- Si sus hijos viajan atrás, aplauda su comportamiento mientras sacan cabeza y brazos por la ventanilla para hacer señas toscas y emitir gritos o ruidos de cornetas hacia los otros conductores.
  8- Si usted sólo dispone de una moto; no importa su tamaño ni cilindrada: opte entonces por llevar de compañía a su mujer, dos hijos y mascota, para hacer evidente la gran unión familiar.


OCURRENCIAS EQUIVOCADAS 
  9- Tal vez se le ocurra que podría pasear más relajadamente si estaciona el vehículo y baja a caminar por las amplias veredas. Que la coherencia no lo haga ceder ante esa tentación, el auto es su amigo y merece su eterna atención y servicio.
  10- El ambiente exterior tiene sol, viento, frío/calor, y sobre todo, niños ajenos, perros sin control,  y vendedores ambulantes. ¿Para qué exponerse a tales desmanes? Si ya estacionó, quédese a tomar mates y comer churros en el cómodo asiento de su coche, y vea desde esa comodidad el ambiente infeliz de los que  sudan, moquean y entrecierran los ojos ante el espantoso afuera.
  11- En algún momento se le ocurrirá que ésta es una costumbre sacrificada y sin sentido. No se haga caso: No hay nada como perder tres o cuatro horitas de su valioso domingo en una congestión circular, para salir por donde entró, satisfecho por haber llegado al final después de tanto esperar.
Share:

Uniendo las costas entrerrianas, Junio 2010; 1


Viernes 11 de junio 2010

Al llegar a la estación Paraná confirmé lo que había anticipado Gabi: el tren dispuesto no sería de remolcados, sino el nuevo cochemotor Fiat Materfer hecho especialmente para la UEFER el año pasado. Como en el servicio inaugural (de diciembre del 2009) esta vez también emprendería viaje junto al equipo de Entre Ríos Sobre Rieles.
 El movimiento de valijas y pasajeros en la estación motiva cierta emoción: en la plataforma 1 el cochemotor recibía a los pasajeros, mientras la locomotora 6942 esperaba atrás para escoltarnos. Nadie nos expendió boleto ni nos anotó en alguna planilla.



En la terminal ferroviaria había movimiento, ansiedad, inquietud. En minutos se estaría despachando el primer servicio regular Paraná - Basavilbaso - Concepción del Uruguay a cargo de la UEFER.
Share:

Uniendo las costas entrerrianas, Junio 2010; 2

Concepción Ferroportuaria

Planito del recorrido (simple) del ferrocarril en la ciudad de Concepción del Uruguay.

El domingo 13 nos levantamos bien temprano para recorrer todo lo que el sábado nos había impedido la lluvia. El frío de esa mañana era mucho menos intenso, además de que por momentos se asomaba el Sol. Cerca de las 9am estábamos en el predio de la estación.
Paso a Nivel Avenida Constiuyentes (media calzada) con la característica cama de rieles urquizera. Atrás el galpón hecho casa, al fondo la estación Concepción.
Share:

Monedas

Se dice que en realidad, las monedas nunca llegaron a la fuente.
Cuando las personas se daban vuelta para tirarlas por detrás del hombro, hombrecillos pequeños aparecían. Para no hacer oír su andar iban vestidos con ropas ajustadas, con unas pantuflas muy acolchonadas y guantes de cuero blanco. La agilidad de esta etnia era tanta como su codicia.

Share:

Medidas para palear el precio del oro verde


Ante el aumento de precio de la yerba mate, no debemos ponernos en situación de derrota. Para eso trajimos hoy una serie de medidas a tomar para efectivizar el consumo de yerba: la única solución que encontramos viable sin mermar la cantidad de mates ni impactar al bolsillo más de lo obligado.


1º: La instrucción que aparece en los paquetes para el armado de mates "llenar hasta un 3/4 del mate" debe ser interpretada como "llenar hasta la mitad (o poquito menos)".

2º: Debe ser descartada para el cebado todo agua cercana a los 99º C. Puede usar ese agua para otras infusiones, para hacer fideos, cocinar verduras, pero NO PARA LAVAR LA YERBA.

3º: Cada mate debe ser cebado para sorberse inmediatamente. Cualquier reposo de mate cebado provocará el lavado de nuestra hierba santa.

4º: La incorporación de saborizantes (azúcar, edulcorantes, cáscaras o jugo de todo tipo de frutas) debe ser mínima y mesurada para no afectar letalmente la utilidad del primer elemento materil.

5º: El agua caliente se verterá sin excepciones sobre la bombilla, y nunca directamente sobre nuestra amada y superestimada molienda de planta mesopotámica.

6- El profano acto de 'batir' con la bombilla sólo debe hacerse cuando la yerba esté muy próxima a la inutilidad. Hacerlo antes de necesitar nuevas áreas de yuyo vírgen, sólo apura el inminente y siempre detestado momento de ver el diurético gauchezco por excelencia quedarse cada vez màs abajo del agüita caliente.

7º: Si el recipiente, por holgado, es llenado con yerba hasta menos de la mitad de su capacidad total, no debe ceder a la tentación de cebarlo hasta el tope, nunca. Cebándolo como sopa, como por arte de magia, ¡termina convirtiéndose!
 

Aseguramos que siguiendo estos consejos tendrá mate sabroso y duradero, aprovechando al 100% la valiosa yerba comprada. Y aunque no sea así, siempre puede recurrir al denigrante proceso de secado y reutilización de la yerba lavada, disfrutando de un cimarrón con auténtico sabor al más puro agua caliente.
Share:

Bautismo de fuego II: Gessler.

ADVERTENCIA: Esta parte del relato puede ser interpretada como un manual de cómo-no-aventurarse-a-un-viaje-cicloturista. Sea prudente, conózcase y sólo así actúe al respecto. En tren de victorias, sepa subestimarse un poco.
10.10hrs Salida de Coronda. [RP 64]

Bajo un Sol que hasta determinado momento me ocultó ser tan intenso, salí hasta el empalme con la ruta 64, camino a Larrechea y Oroño y sin saberlo entonces, también a una odisea desértica.

 El asfaltado de la ruta 64 es excelente, después supe que fue hecho en el año 2009. La contra para mí era la ligera pero constante pendiente hacia arriba, hasta un poco antes de llegar al pueblo. Recordé repetidamente y con cierta sorna que estaba yendo para el lado de Loma Alta.

Ruta Provincial 64.

Share:

Bautismo de fuego I: A Coronda

29 de enero 2012
6:45hrs Salida desde el KM470 de la RN 11

Era mi primer viaje de este tipo, por lo que el cómo distribuír la energía, cuánto agua y qué cosas llevar, etcéteras, eran experimentales. Cargué en la mochila una remera extra, una toalla, una botella de agua y las herramientas básicas para arreglar algún impevisto: llave inglesa, llave allen 3mm, destornillador plano, inflador, una cámara extra y el kit de emparche.

Esquema del recorrido. La linea oscura indica los 78 kms pedaleados entre Santa Fe, Coronda y Gessler.

Share:

Basavilbaso a Paraná ¡con remolcados!

19 de diciembre del 2009.

Preparándonos

La tarde anterior nos juntamos en Paraná con Gabi y Juan. Cuando nos decidimos por salir aún estando ese alerta de lluvias que podía suspender todo el evento, sólo pudimos conseguir boletos de ómnibus para el otro día a las 6.45hrs a la proclamada ciudad del riel, Basavilbaso.

Tras una siesta nocturna, estuvimos en la terminal de ómnibus paranaense. El sol estaba saliendo en un cielo despejado, y hacía tanto calor como el día anterior. Atravesé por primera vez las pampas entrerrianas, colmadas de trigos, maíces y en mucho menor cantidad, soja. Sólo las recurrentes lomadas y colinas del trayecto me mantenían en la conciencia de que no estábamos entre campos santafesinos.

Esquema del predio ferroviario Basavilbaso.

Cerca de las 11hrs estábamos llegando a Basavilbaso. Gabi se desbocaba por indicarme de qué ramal era cada vía, cómo empalmaban a la estación, y la historia de los edificios ferroviarios de la ciudad. Realmente marea un poco el entramado de vías. Frente al predio de la primer estación de trenes, bajamos en la pequeña parada de ómnibus de Basso, como le dicen los regionales.

Share:

Caminata Oro Verde - Tezanos Pinto, abril 2010

La misma tarde después de haber visitado los talleres Paraná, salimos rumbo a Tezanos Pinto. Tomamos el colectivo linea 6, hasta el apeadero Oro Verde, para seguir por la vía hasta la única estación intermedia intrigante, de un pueblo que está al borde de la desaparición. Al poco tiempo de caminar ya teníamos el paso medido para caminar entre los durmientes, y ya "caladas" las áreas de la vía donde el balasto no hiere aún a través de la suela del calzado.


Esquemita del trayecto realizado.

Share:

Visita a Talleres Paraná, abril 2010

El sábado 24 de abril por la mañana, desde la estación de ómnibus de Paraná, iba a reunirme con mis amigos de Entre Ríos Sobre Rieles y a la vez con el grupo de Tren Para Todos de la capital entrerriana. Para para mi sorpresa, esa reunión no fue de mates y ronda de sillas.


Share:

Dónde estamos

Psje Echeverría 4797 (esquina Gutiérrez), Santa Fe, Argentina.
Contacto al 0342-155155911

Blog Archive