SANTA FE - ARGENTINA

  • Armamos bicis y ruedas

    A medida del usuario, modificamos y armamos según se nos pida. Aquí no hay estándar que valga

  • Cicloturismo

    Salidas por los pueblos y por la ciudad, programadas y a medida

  • Mecánica de la bicicleta

    Servicios de mantenimiento, reparaciones, ajustes, modificaciones: para que la bici siga funcionando siempre

  • Bicimensajería

    Cobranzas, pagos, trámites y diligencias corrientes

La bicicleta en las ciudades, en Escena Urbana TV

Ismael Mahfoud compartió el estado de Escena Urbana TV30 de septiembre 2013
Así arrancamos la semana destinada a las bicis, Ismael Mahfoud y Pablo Bertoldi se sumaron a Escena Urbana para hablar de los beneficios de andar en dos ruedas. 
¿En qué estado se encuentra el tendido de ciclovías de la ciudad? Mirá!



Share:

Las sucias entrañas de la telefonía celular I: La supuesta gratuidad

Las compañías de teléfono se han complejizado tanto que su oferta de planes, variantes, promociones y beneficios pueden abrumar hasta al más avispado. Hemos abordado un análisis en grandes rasgos para observar 'en frío' los criterios de valor, respecto de los precios establecidos.
Tomamos la lista de planes de una de las compañías existentes para observar y analizar qué criterios se valoran, y desde eso suponer una reacción del público consumidor.

En los medios de comunicación no-masivos, impera una sofisticación inimaginada y un éxito sin precedentes.


Observación (puede omitir la lectura de este apartado de contenido totalmente cuantificador)
- Los consumos libres (con recarga de tarjeta, $30 pesos por mes mínimo) disponen de los precios más elevados por consumo ($3.25 el minuto de llamada local, $0.95 el mensaje de texto, $1.95 la conexión diaria a internet) , y la menor cantidad de números de contacto libres (1 para hablar, 1 para mensajear)
- Los planes de abono, con los cuales uno paga un mensual fijo, de entre 89 y 249 pesos, y puede recargar prepago si necesita más. Este dispone de precios de consumo más baratos ($1.71 el minuto de llamada local, $0.68 el mensaje de texto, $1.95 la conexión diaria a internet) y aumenta también la cantidad de contactos libres, desde 2 hasta 4 para llamada y para sms. Además, la contratación de cada tipo de plan incluye un adicional de crédito, por ejemplo por el plan de $89 se acreditan $110 mensuales.
- La última opción es la factura, por la cual uno paga un básico que incluye un lote de consumo también básico, y luego el precio varía según se haya computado el consumo, a los precios relativos más baratos ($0.64 el minuto de llamada, $0.40 el mensaje de texto). Los precios básicos de este tipo de planes varían entre $148 y $699. Estos incluyen entre 4 y 10 números de contacto sin cargo, y también se le brinda un lote de mensajes de texto y de minutos de habla sin cargo.

Se les enfría el café con leche mientras están sacándole el jugo a su plan de $250 con 4 números para mensajear gratis.
Según lo observado, podemos concluir:
- La libertad tiene precio, en sus extremos, un recargo hasta del 507% para hablar y 237,5% para mensajear.
- A mayor pago mensual, más 'consumos gratis' se obtienen. Por lo que caemos en la horrible paradoja de pagar la gratuidad.
- Esta ecuación de gratuidad, por el cual uno llegaría a pagar $700 para tener 10 números gratis, lleva a una aceleración del consumo por parte de los usuarios, a la vez que colabora en establecer este tipo de comunicación como un hábito, reemplazando otros tipos antes predominantes (así se multiplican los casos de vecinos que omiten visitarse para conversar por teléfono, por dar un ejemplo entre los más simples)
- Dichas promociones generan compromiso del consumidor por el pago mensual y aumentan el valor, no sólo monetario, sino también intrínseco del servicio, del producto y de los artefactos implicados.
- La sobrevaloración de este tipo de comunicación recae en una falsa imprescindibilidad. Entonces resulta lógico encontrarse a las personas concentradas en su teléfono mientras conducen o transitan la calle, hacen su trabajo o están en reuniones supuestamente sociales.

Por supuesto, hay otras razones que refuerzan, se contraponen y complejizan las conclusiones aquí vertidas.
Este escueto análisis es publicado sobre todo para demostrar el sinsentido de pagar gratuidad, y bien puede servir como disparador para otras observaciones. La suya, por ejemplo.
Share:

Regresados de San Mariano

Hemos llegado hace unas horas desde San Mariano. Un viaje en bicicleta hecho junto con Martín y Lorena. Descubrimos -para nuestro mapa mental- una nueva región, un hermoso pueblo cargado de historia, con gente que supo tratarnos muy amablemente.
Muchas gracias a mis anfitriones y a mis compañeros de viaje.
En poco tiempo subiré un relato del viaje, con todos los detalles, apoyado en fotos y gráficos.

Ruta de la ida [84km]
Ruta de la vuelta [73km]

El relato de viaje.
Share:

La raza sublevada


Día de la raza, de nuevo recuerdo esta vieja duda. Aprovecho este medio para acudir a la colaboración del público oyente -si es que lo hubiere- para solucionarla.
La situación es que según recuerdo, desde que entré a la escuela el festejo por el Día de la Raza y su correspondiente actos era el de los más divertidos junto con el del 25 de mayo: unos (los más indignos) nos disfrazábamos de indios y no nos daban texto, y nos pedían que fuéramos descalzos. Otros se disfrazaban de héroes españoles y venían con la frente alta, a traer civilización al asqueroso territorio americano.

El más venturoso portaba el amanerado pero prestigioso sombrero de Cristóbal Colón, el descubridor de América y único ser humano capaz de sostener un huevo con el filo de la nariz. Nos hacían memorizar la historia del descubrimiento, la fecha y lugar de nacimiento de Cristóbal Colón, y las peripecias por las que se cuenta que atravesó para llegar a alguna costa americana del Pacífico. Si uno era suscripto a las revistas Billiken o Anteojito, sabrá que ahí se contaba el mismo discurso, y hasta podíamos disponer de figuritas en la última página, para recortar y defenestrar cualquier tapa de cuaderno con las petrificadas imágenes de las carabelas o el dibujo de la cara de Colón.

Todo pareció cambiar en 1993, cuando yo cursaba 3er grado, año 1993 aproximadamente. Una maestra con verdadero ánimo galileano nos dió cuenta de que América no fue descubierta, sino colonizada (¿el verbo nace desde la acción de Cristóbal homónimo, o viceversa?) que los aborígenes y originarios del continente tenían vida y civilizaciones hechas, y fueron combatidas, reemplazadas e invadidas por los llegados navegantes de la Niña, la Pinta, y la Santa María. De ahí, también nos contaron que Colón no era un soñador que pretendía encontrar un continente nuevo, sino que era un mercader que necesitaba encontrar nuevas rutas a la India, y se tropezó con estos 42900000km2.

Aquel momento en que nos decían "América no estaba deshabitada antes de la llegada de Colón" fue como decirnos que Papá Noel son los padres, o que los Reyes Magos no andan en camello. Produce en quien mimetiza estas afirmaciones, un cambio de paradigma muy considerable, y ahí va mi pregunta: la ruptura del relato del descubrimiento por el de la colonización, ¿se les hace a todos en tercer grado de la escuela primaria, o en 1993 se produjo una pequeña revolución revisionista y emancipadora que hizo proliferar el pensamiento soberano de las américas?
Respuestas por favor.
Share:

Necesitamos más acción


En cada rotación planetaria el Sol nos encuentra cambiados.
Los cambios, especializaciones, bifurcaciones, decisiones, redundancias se acumulan, y recién ahí se define el camino; cuando ya está hecho. Aquello de los recuerdos y las planificaciones son abstracción, ideas que afectan pero no llegan a la realidad si no se materializan en el presente. Buenos recursos para mejorar la experiencia, pero no una buena forma de vida por-sí-mismos.

Esta bitácora digital es la continuación de la primera que supe construir, /TZL/ en el mismo sentido, es el desarrollo de un camino que supe reflejar en este espacio y que ahora hasta puedo poner en palabras. Elegí defender el transporte sustentable, por vivir en un entorno que detrae el ferrocarril y las bicicletas. Elegí viajar como un estilo de vida, porque lo entendí como forma de desafiarme, extrañarme, crecer y tener soberanía, a través del conocimiento de diferentes entornos y situaciones.

Imagínese que verse en la necesidad de cambiar algo tan supérfluo como el soporte de la bitácora digital,  ha de deberse por lo menos a un cambio de identidad bastante intenso; así lo explico yo. En esta nueva etapa tomé la bicicleta como elemento protagónico, para moverme, viajar y hacer deporte.
La acción social que venía haciendo -de preponderancia por el ferrocarril y patrimonio público- cambió en su forma, de ser una oposición y ruego para evitar avances en direcciones inconvenientes, para tomar ahora la forma de estudios y propuestas para tomar los rumbos que parecen mejores, buscando para llegar a tal propuesta, la opinión, el aval y la mejora por diferentes círculos sociales.

Pude compartir la coordinación de un grupo de cicloturismo. Emprender un taller de reparación y restauración de bicicletas. Participar de un grupo de acción popular serio y comprometido con las entrañas del beneficio a la sociedad.

Elegí hace mucho escribir como herramienta de expresión, comunicación y liberación. De tanto insistir logré cada tanto, un buen desempeño. Ahora, conjunto a mis cambios de forma, es necesario cambiar la forma de redacción; y conjunto a los cambios de actividades, se reflejarán aquí nuevos contenidos: difusión de actividades hechas y por hacerse, productos literarios, fotográficos y gráficos.

Nada es lo mismo; bienvenidos sean los cambios.
Share:

Dónde estamos

Psje Echeverría 4797 (esquina Gutiérrez), Santa Fe, Argentina.
Contacto al 0342-155155911

Blog Archive