SANTA FE - ARGENTINA

Que no te agarre la pájara

Estás con todas las pilas, hiciste buena ruta y de repente sentís un vacío en el estómago y un cansancio tremendo. ¿Qué es una pájara? ¿por qué se produce? ¿es algo peligroso?
¿cómo evitarla? ¿cómo sobrellevarla y tratarla? ¿cómo prevenirla y liberarse del riesgo de padecerla?
Por Ismael Mahfoud.


Qué es la pájara, cómo prevenirla y tratarla. Foto: blogs.comunitatvalenciana.com/btt

La pájara es, en pocas palabras, un síntoma de la hipoglucemia: se manifiesta como un cansancio general repentino, cuando las reservas energéticas (de glucógeno) del organismo (precisamente del hígado, y por lo tanto de los músculos) tocan fondo.

El cuerpo humano genera la energía a partir de la conversión de grasas, azúcares y carbohidratos en el hígado, a través del Ciclo de Cori, en glucógeno que va a los músculos para ser utilizado en la actividad.

No es algo peligroso si se atiende bien y a tiempo. Naturalmente en estos casos, el rendimiento deportivo va a reducirse al mínimo (porque el cuerpo va a estar fatigado) y lo más probable es que se sienta hambre y sed. El procedimiento para seguir es hacerle caso al cuerpo: no exigirse más que lo necesario hasta llegar a un punto donde consumir agua y alimento, (o si se carga con provisiones, parar un momento a descansar y alimentarse), preferentemente de digestión rápida y alto contenido en carbohidratos y glucosa. En caso de no atender esta situación crítica que manifiesta el cuerpo, puede llegar a sentir mareos y desvanecimiento, o desmayos, en casos muy extremos.

Las pájaras son fruto de una alimentación incorrecta, sea por poca o por mala. Así entonces, la forma de evitar una pájara es mantener el cuerpo lo mejor preparado nutricionalmente al momento de la actividad física, siempre teniendo en cuenta el tiempo e/o intensidad que vaya a desarrollar.
Las personas de metabolismo rápido, de cuerpo endomorfo (que son flacos y fibrosos, que sin esfuerzo pierden peso o masa muscular, y en cambio les cuesta mucho ganarlo) son proclives a pasar por la situación de pájara, fundamentalmente porque esos cuerpos no tienen reservas de grasa (que para el hígado humano no significan 'rollitos', sino 'reserva de energía').

Para estar bien preparado y no sufrir una hipoglucemia (pájara) lo óptimo es haberse nutrido con carbohidratos complejos (arroz, pastas, papas, cereales, bananas), y durante el ejercicio mantener los niveles energéticos con carbohidratos simples: jugo de frutas, bebidas isotónicas, azúcar, miel, golosinas; aunque este último grupo debe tratarse con cuidado, porque ofrecen garantía energética a corto plazo, pero se agotan rápidamente (en una hora) y pueden ser contraproducentes y desequilibrar el esquema energético del organismo.

Fuente Fuente2 Fuente3
Share:

Dónde estamos

Psje Echeverría 4797 (esquina Gutiérrez), Santa Fe, Argentina.
Contacto al 0342-155155911

Blog Archive